ALMUERZOS SOLIDARIOS DE BASOL: CINCO FOTOS CON SU GLOSA

Hace ya seis cursos escolares, a raíz de un viaje de profesores y alumnos a los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, surgió en los IES y CPIFP Bajo Aragón de Alcañiz la asociación BASOL (Bajo Aragón Solidario). Desde sus inicios BASOL ha pretendido promover entre el alumnado actividades relaciones con la solidaridad y la educación para el desarrollo. Una de ellas, ya arraigada en los dos centros, es la celebración de los Almuerzos Solidarios, cuya recaudación es destinada a sufragar proyectos sociales de diversas entidades u organizaciones. En el presente artículo se pretende explicar en qué consisten estos Almuerzos. A alumnas voluntarias de BASOL se les ha dado una fotografía de esas Jornadas y se les ha pedido que escribieran libremente sobre lo que le sugiere la fotografía en particular y los Almuerzos Solidarios en general. Este es el resultado.

1.- El ambiente

El Ambiente de los Almuerzos Solidarios

Blanca Blasco García

Los almuerzos solidarios son una de las muchas actividades que organiza BASOL en nuestro Instituto. En ellos participamos todos, tanto alumnos como profesores, lo cual sin duda es un aliciente en la vida del centro. Los alumnos vivimos este acontecimiento como recreos distintos y muy animados, en los que se crea un ambiente festivo especial: hay música, se convive en el patio de una manera distinta la habitual, y se cambia la rutina escolar del día a día.

Nuestra asociación, BASOL,  pretende a través de la celebración de los Almuerzos y del resto de actividades que se organizan durante el curso concienciarnos sobre la necesidad de la solidaridad con los más desfavorecidos. Para ello a todos los que nos interesa, se nos invita a colaborar, ya sea en dar difusión por las aulas a las actividades que se van a realizar explicando el sentido de los Almuerzos, o ya en los días señalados aportando el dinero que cuestan y que realmente resulta simbólico: un euro por un bocadillo, un pincho moruno, un perrito caliente, un huevo frito o unos buñuelos recién hechos.

Somos muchos los que ayudamos a preparar todo lo que conllevan los Almuerzos Solidarios y para nosotros  es una satisfacción más que un problema comprobar cómo en ocasiones se agota el pan que habíamos previsto para todo el recreo en los primeros cinco minutos, pues es señal de que la gente se ha animado a participar y colaborar.

Para llegar a conseguir este ambiente festivo, pero también de concienciación, antes de estos días, se trabajan los objetivos de los almuerzos dentro de las aulas. Así se consigue más implicación por parte de todos los alumnos, y se plantean problemas unas veces más lejanos y otras más cercanos, pero reales y actuales en cualquier caso, problemas en los que muchas veces no nos paramos a pensar aunque están ahí, y que procuramos abordar mediante actividades amenas para los alumnos. De esta forma se consigue que todo el que quiera contribuir con su aportación sepa claramente de antemano adónde va a ir el euro que deja en nuestras casetas.

Con la colaboración de todos se logra recoger bastante dinero que se destina a las causas o proyectos previamente acordados. En concreto la recaudación de este año 2016 ha sido para los refugiados saharauis, que han sufrido unas devastadoras inundaciones en sus campamentos este otoño, pero también durante los Almuerzos hemos conseguido recoger mochilas y cinturones que nos había solicitado una ONG para los refugiados sirios. Ese ha sido el granito de arena que ha aportado nuestro centro y cada uno de nosotros.

 

2.- Los colaboradores

Los Colaboradores De Los Alumerzos

Violeta Hidalgo Oliver

Una de las cosas más interesantes de la celebración de los Almuerzos Solidarios es que además de implicarse en su realización tanto alumnos como profesores del centro, también se implica gente voluntaria externa al Instituto que desea colaborar con los proyectos solidarios a los que se destinan las recaudaciones. Gracias al trabajo desinteresado de muchas personas, además de los bocadillos preparados por los voluntarios, a la hora del recreo podemos degustar suculentos platos especiales: huevos fritos, buñuelos, perritos calientes, pinchos morunos. Por eso este artículo y esta foto sirven también para agradecer el esfuerzo de todos los que participan en la elaboración de los Almuerzos y de esos “platos especiales”. Entre ellos están las mujeres del rastrillo de Manos Unidas, que nos ofrecen sus deliciosos buñuelos durante dos de las tres jornadas; los profesores jubilados que dirigidos por D. Manuel año a año nos preparan sus pinchos morunos en barbacoa; nuestro veterano colaborador  Pepe Gijón,  especialista en hacer montones de huevos fritos a la vez y por último también los propios voluntarios de BASOL, que consiguen que con sus perritos calientes todos nos chupemos los dedos.

Este año no solo hemos recaudado dinero para los refugiados saharauis con estos platos especiales y con los bocadillos, sino que además hemos recogido mochilas y cinturones para una ONG que se encargará de hacerlos llegar a los refugiados sirios que tan mal lo están pasando.

Para nosotros es muy importante ver cómo tanta gente, de dentro y de fuera, se implica en estos almuerzos de manera totalmente desinteresada. A todos ellos, gracias.

 

3.- Los preparativos

Los Preparativos De Los Alumerzos Solidarios

Andrea Escalante Hortal  y Paula Gargallo Fraga

“¿Cómo consiguen tanta comida?”, “¿de dónde la sacan?” Estas podrían ser algunas de las preguntas relacionadas con los Almuerzos solidarios que a alguien que estuviese allí durante esos días se le pasarían por la cabeza. Pues bien, vamos a darles respuesta. Los distintos “rellenos” de los bocadillos provienen tanto de alumnos como de profesores que quieren unirse a esta buena causa. Hay mucho donde elegir: desde bocadillos de jamón serrano, salchichón o nocilla hasta pasteles y bizcochos caseros hechos por madres, padres o profesores. Pero sin duda los bocadillos más aclamados son los de tortilla de patata. Seguro que muchas familias de los alumnos saben bien de qué cocinas salen tantas tortillas cada uno de los tres días.

Otra pregunta que a lo mejor se haría nuestro visitante es cómo se organizan para montar tantos bocadillos y que estén ya dispuestos a la hora del recreo. Esta duda también la podemos resolver. En efecto, todo tiene que estar listo antes del recreo y de eso se encargan los distintos equipos de alumnos de 3º ESO, como se ve en la foto, que se han ofrecido voluntarios y que cuando suena el timbre y la gente sale en avalancha a las distintas casetas tienen ya todo preparado.

Para que los almuerzos solidarios funcionen correctamente es necesaria la colaboración de todos los voluntarios implicados en este gran proyecto; así que si algún alumno está leyendo esto y tiene ganas de vivir la próxima edición desde dentro, que no lo dude y se anime a participar. Merece la pena.

 

4.- Los equipos

Los Equipos de los almuerzos solidarios

Teresa Sancho Lorente y Alicia García Martínez

Nosotras comenzamos a formar parte del voluntariado de BASOL gracias a las charlas informativas que nos daban en el instituto. Nos picó el gusanillo y decidimos apuntarnos. Y la verdad es que nos gustó porque al realizar las actividades propuestas por los profesores metidos en BASOL, nos sentíamos muy realizadas. Una de esas actividades en las que resulta muy interesante participar es la de los Almuerzos solidarios. Para nosotras, el haber podido vivirlos desde dentro como voluntarias, ha supuesto una gran experiencia que nos ha dejado muy gratos recuerdos y también buenos amigos, pues hemos colaborado en distintas tareas con gentes de otras clases y edades y también con personas que vienen de fuera a echar una mano. Nos ha servido también para darnos cuenta de todo el trabajo que conlleva hacer una actividad de este tipo en un Instituto tan grande como el nuestro, pero también para disfrutar de lo entretenido que resulta y sobre todo para ser conscientes de lo necesario que es llevar a cabo este tipo de iniciativas. En resumen, para nosotras estar echando una mano en la organización de todo esto ha sido muy agradable y nos sentimos muy satisfechas ya que además de pasárnoslo muy bien, hemos sido solidarias y hemos ayudado a los demás.

El fondo de la cuestión

El Fondo De La Cuestion de los Alumerzos Solidarios

Teresa Sancho Lorente y Alicia García Martínez

Un año más en el IES Bajo Aragón la asociación BASOL  se ha encargado de preparar los Almuerzos solidarios. Esta actividad consiste en comprar tu almuerzo en los diferentes puestos que se disponen en el patio del instituto a lo largo de todo el tiempo de recreo
Puedes obtener gran variedad de alimentos: bocadillos diversos, buñuelos, huevos fritos, perritos calientes, pinchos morunos… Todo esto a precio de 1€ con el objetivo de recaudar dinero para diferentes fines solidarios que varían cada año. A lo largo de estas cinco ediciones de Almuerzos varios han sido los proyectos a los que se ha destinado lo recaudado: el apoyo a  la construcción de una biblioteca en el Sahara (1316 euros a través del proyecto Bubisher), la atención a necesidades infantiles de familias necesitadas de Alcañiz (1520 euros a través de Cruz Roja de Alcañiz), o la ayuda a familias desfavorecidas de Alcañiz y su entorno (1639 y 1266 euros a través de Cáritas Alcañiz en las dos últimas ediciones).

Este año, los Almuerzos se han celebrado bajo el lema “Refugiados de hoy y de siempre”. Además de recaudar dinero (1401 euros) para el proyecto “Miradas” que  ASAPS  (Acción Solidaria de Ayuda al Pueblo Saharaui) lleva a cabo con niños discapacitados en un campamento de refugiados,  se ha realizado también una campaña de recogida de mochilas y cinturones con el fin de que lleguen a través de la Plataforma de ayuda al refugiado de Zaragoza hasta los campamentos de refugiados sirios que intentan venir a Europa . De este modo, los alumnos del centro, tras previa concienciación en las aulas, podían aportar de sus propias casas aquellos cinturones o mochilas que estando en buen estado ya no utilizaban, y colaborar así con un problema social tan importante en la actualidad como es el que conlleva la guerra de Siria. Para lograr los buenos resultados obtenidos en los Almuerzos los tutores de los diferentes cursos de la ESO trabajaron en sus horas de tutoría la temática de la campaña de este año en profundidad.

Un año más, agradecemos a BASOL su interés por enseñar a los alumnos del centro valores tan importante como  la solidaridad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *